Papisas y teólogas

By Ana Martos Rubio

“Ana Martos describe las vidas y peripecias de éstas con l. a. amenidad ordinary, sin aburrir ni impacientar al lector utilizando para ello un lenguaje claro y muy accesible para todo tipo de lectores, aunque no estén familiarizados con los angeles historia de l. a. Iglesia o del catolicismo y desarrollando su exposición a través de capítulos muy breves, que se leen muy bien.”
(Web Anika entre libros)

La Iglesia católica ha orillado sistemáticamente el papel de l. a. mujer, tanto en los angeles liturgia como en los angeles toma de decisiones, pero al largo de los angeles historia han existido mujeres que han conseguido que su voz se oyera y sus órdenes se obedeciesen.

La mujer ha sido relegada a un segundo plano, un plano de servidumbre, en el catolicismo desde sus orígenes, ya San Pablo indica que los angeles mujer no puede intervenir de modo activo en cuestiones de fe. Pero entre los siglos IV y XI l. a. Iglesia católica vivió un periodo caótico en el que el poder estuvo, en los angeles mayoría de los casos, en manos de paganos con un poder absoluto, esta circunstancia fue aprovechada por las mujeres retratadas en Papisas y teólogas para convocar concilios y proclamar dogmas de fe, para nombrar y deponer papas o para causar quebraderos de cabeza a los papas y padres conciliares. En modo directo e indirecto estas mujeres rigieron el destino del catolicismo de su época y determinaron las creencias de su época.

Conoceremos los angeles historia de Gala Placidia, de Pulqueria y de Teodora que, en su calidad de emperatrices, rigieron los destinos de l. a. Iglesia entre los siglos IV y V; asistiremos a l. a. insólita historia, negada por l. a. Iglesia pero avalada por numerosos testimonios, de l. a. papisa Juana que fue descubierta porque dio a luz en una procesión; el relato de Marozia y Teodora que, como senadoras romanas, manipularon a placer el rumbo del catolicismo, no dudando incluso en asesinar a aquellos que se opusieron a sus deseos, los herederos de Marozia convirtieron el palacio papal en un lupanar y l. a. tiara en un objeto de compra y venta; pero también veremos los angeles lucha de Irene y Teodora por restituir el culto a las imágenes o los angeles influencia de Clotilde y Teodolinda que convirtieron a su pueblo al cristianismo. Todas estas historias son presentadas por Ana Martos de un modo riguroso pero en un estilo dinámico y, en ocasiones, vertiginoso.

Razones para comprar l. a. obra:

• los angeles obra muestra una información primary y desconocida sobre los angeles influencia de las mujeres en l. a. historia política de occidente.
• Aclara l. a. verdad sobre los angeles promulgación de varios dogmas de fe que aún tienen energy y que dieron lugar a concilios ecuménicos.
• l. a. autora se sumerge en los angeles historia de los angeles Iglesia entre los siglos IV y el XI, lo que se ha llamado los angeles época oscura de l. a. historia de los angeles Iglesia católica.
• Es una obra reveladora que revisa el papel de los angeles mujer en l. a. Iglesia genuine mostrando el papel de l. a. misma a lo largo de los angeles historia, un papel que, lejos de ser secundario ha sido determinante en muchos momentos de los angeles historia.

Las mujeres han ejercido su influencia en los angeles historia de modo directo o influyendo sobre los hombres poderosos de l. a. época, pero su incidencia en el desarrollo de l. a. cristiandad ha sido innegable y esta obra muestra, desde el riguroso dato histórico, dicha influencia.

Show description

Preview of Papisas y teólogas PDF

Best Christianity books

The Jesus Family Tomb: The Discovery, the Investigation, and the Evidence That Could Change History

The Jesus kin Tomb tells the tale of what could possibly be the best archaeological locate of all time—the discovery of the relations tomb of Jesus of Nazareth. Following the unintended bulldozing of a tomb through the development of a housing complicated in suburban Jerusalem in 1980, archaeologists from the Israeli Antiquities Authority have been instantly referred to as to the scene.

A People's History of Christianity: The Other Side of the Story

The Grassroots activities That Preserved Jesus's Message of Social Justice for 2,000 Years and Their impression at the Church TodayFor too lengthy, the heritage of Christianity has been informed because the triumph of orthodox doctrine imposed via strength. Now, historian Diana Butler Bass sheds new gentle at the outstanding ways in which many Christians have refused to comply to a inflexible church hierarchy and sought to recapture the novel implications of Jesus's lifestyles and message.

The Triumph of Christianity: How the Jesus Movement Became the World's Largest Religion

Celebrated spiritual and social historian Rodney Starktraces the intense upward thrust of Christianity via its so much pivotal andcontroversial moments to provide clean standpoint at the background of the world’slargest faith. within the Triumph of Christianity, the writer of God’sBattalions and the increase of Christianity gathers and refines decadesof strong learn and discovery into one targeted, concise, and highlyreadable quantity that explores Christianity’s most vital episodes.

Martin Luther: A Life (Penguin Lives)

Referred to as ? the main influential interpreter of yankee faith? through invoice Moyers, well known historian and Lutheran pastor Martin Marty portrays the spiritual reformer Martin Luther as a guy of moral sense and braveness who risked dying to ignite the ancient reformation of the Church. Luther? s arguments, together with his ?

Additional resources for Papisas y teólogas

Show sample text content

Ella había estudiado lo suficiente como para conocerlos y temerlos. Entonces, mientras Juana permanecía llorando sin salir de su habitáculo, se presentaron los cuatro jinetes del Apocalipsis asolando Roma en forma de sarracenos que saqueaban las costas, de bandoleros que amenazaban los angeles ciudad, de enjambres de langostas que se abatieron sobre campos y ciudades, entrando incluso en las iglesias para devorar el pan de los angeles consagración y los angeles cera de los cirios. Y, como el Papa no hacía nada por evitar todo aquello, los angeles plebe se levantó y se concentró bajo las ventanas del palacio de Letrán, exigiendo una solución a tan tremenda trouble y empuñando palos y piedras en caso de que el pontífice no resolviese. Así, pues, no le quedó más remedio que salir. En lugar de aguardar recluida el ultimate de su destino, tuvo que organizar una procesión rogativa en los angeles que lanzaría anatemas y exorcismos contra las fuerzas del mal y bendiciones a los fieles. Se despidió de su amante, vistió sus ropajes extraordinarios y se dispuso a acallar sus dolores y malestares para atender a su pueblo. En mitad de los angeles procesión sintió los dolores del parto y a duras penas consiguió encaramarse al alto trono que le habían preparado en los angeles plaza de Letrán. En el momento en que tomó l. a. cruz para enviar su bendición a los cuatro puntos cardinales, cayó sobre las escaleras del trono, blanca como l. a. cera, ante el estupor de los fieles, que se precipitaron para ayudarla a ponerse en pie, temiendo que hubiera pisado una raíz de mandrágora o un escorpión. Pero cuando el obispo de Porto arrojó agua bendita sobre el Papa, pronunciando al mismo tiempo las palabras sagradas del exorcismo, en lugar de salir los demonios por los angeles boca del pontífice, lo que salió fue un niño prematuro por entre los pliegues de sus vestiduras. Puede imaginarse el horror y el estupor, los gritos y los desmayos que se produjeron en aquel momento. Primero, alguien gritó “¡Milagro! ”, pero pronto se impuso l. a. cordura y todos comprendieron l. a. verdad. Y los angeles fervorosa turba se trocó en una chusma frustrada y desengañada que se abalanzó sobre el Papa y su sacrílego retoño, pateándolos y golpeándolos hasta causarles aquella muerte anticipada que Juana misma había elegido. LOS TESTIMONIOS No es fácil averiguar si los angeles papisa Juana existió en realidad o si se trata de una de las numerosas leyendas que surgieron en aquellos tiempos de descontrol. los angeles verdad es que existen tantos testimonios a su desire como en su contra. No faltan quienes aseguran que esta historia no fue más que el preludio de los tiempos que vendrían a continuación, aquellos tiempos marcados por el dominio de las mujeres sobre l. a. silla de San Pedro y a los que se ha denominado l. a. period de l. a. Pornocracia o el Reinado de las Rameras. los angeles secuencia oficial de papas ha eliminado a Juana, porque ya dijimos que, precisamente en las mismas fechas en que se supone que ella ostentó los angeles tiara se ha situado el pontificado de Benedicto III, sucesor de León IV, elegido con toda l. a. legalidad de l. a. que carecieron los angeles mayoría de las elecciones papales de aquella época.

Download PDF sample

Rated 4.59 of 5 – based on 10 votes